Pueblo Inglés Blog

“Mamá, no te escribo porque no tengo tiempo”: Miguel Vicario, alumno en los campamentos de verano Pueblo Inglés Teens

Se acercan los campamentos de verano de Diverbo. Para contaros lo que allí hacemos nada mejor que echar mano de los que lo viven en primera persona: los niños, los jóvenes y sus padres. Iniciamos con este post una serie de entrevistas a mamis, papis y alumnos. Hoy le toca el turno a Teresa Vicario, madre de Miguel.

“El primer sms que recibí de Miguel cuando fue por primera vez a los campamentos de Pueblo Inglés Kids de Diverbo me dejó preocupada. Me decía “mamá, yo no sé si voy a poder aguantar esto tantos días”, comenta Teresa Vicario, mamá de Miguel que empezó con 12 años en los campamentos destinados a los más pequeños y fue encadenando, año tras año, en los campamentos Pueblo Inglés Teens hasta esta edición 2013, en la que cumple 17 años y que será la última que acuda a Pueblo Inglés Teens.

Después, recuerda Teresa, no recibió nada más: “No volví a recibir mensajes, empecé a preocuparme aún más, pensando que estaba deprimido o algo así. Además, era la primera vez que se iba fuera de casa tanto tiempo. Entonces hablé con él y simplemente me dijo mamá, no te mando más mensajes porque no tengo tiempo”, dice.

Miguel empezó en el enclave de Candeleda, en Ávila, con 12 años y después ya no faltó a la cita anual de La Alberca.

– ¿Siempre ha ido una semana a los campamentos de verano?

– “A veces ha ido una semana y otras nos ha pedido ir dos, como este año que, como es el último al que puede ir por edad, está un poco triste y nos ha pedido el esfuerzo de enviarle dos semanas”, cuenta Teresa. “Desde que va a los campamentos, ha hecho muchos amigos, nacionales y anglos.

– Suele suceder, en las ediciones de adultos de Pueblo Inglés, que luego los alumnos siguen en contacto entre ellos y con los anglos, ¿a Miguel le pasó igual?

-“Sí, por ejemplo, tiene un amigo escocés y Miguel fue a su casa y también él ha venido aquí. También hemos tenido otro anglo que por problemas de vuelo se quedaba solo en Madrid y se ha quedado en nuestra casa”, añade.

– ¿Has notado mejoría en el inglés de tu hijo?

– Totalmente. Él tenía una profesora que le daba clases de inglés. Sabía de gramática pero Miguel no se arrancaba a hablar, no daba el paso, le costaba.. Hasta que empezó a ir a los campamentos de Diverbo. Yo lo digo, y no es porque lo digáis vosotros, vuestros cursos permiten aprender inglés de otra forma. Se lo digo a mis compañeros de trabajo, que no es necesario mandar al chico fuera, a otro país. Es totalmente cierto. De hecho, tengo otro hijo, que tiene ahora 9 años y queremos seguir el mismo método que con Miguel, enviarle a Kids en el último año de esa convocatoria, cuando tenga12”.

¿Quieres conocer más historias de mamis, papis y alumnos que cada año confían en Diverbo? Te las seguiremos contando en este blog. ¡No te las pierdas!

 

 

No comments yet... Be the first to leave a reply!

Leave a Reply